Pint of science en Asturias en 2018

Queda menos de una semana para volver a disfrutar de Pint of Science en los bares de nuestras ciudades. En la edición de 2018 volvemos a Avilés, Gijón y Oviedo que serán 3 de las 56 ciudades españolas que participan en esta cuarta edición del festival en España. Solo Brasil alcanza nuestros números, también con 56 ciudades. El festival se extiende a alcanza más de 270 ciudades de 20 países del mundo.

Lo básico.

Lo básico de esta edición en Asturias es que las actividades comienzan a las 19:30 h, como siempre con acceso libre y gratuito hasta completar el aforo de los locales.

En Avilés la cita es en el pub Allegro ma non troppo (Hotel 40 nudos) en la C/ de la Fruta, 9 (programa)

En Gijón celebraremos el festival por duplicado, en el Savoy Club (c/ Covadonga 5) y en el Patio de La Favorita (C/ Ezcurdia, 4). El programa puede consultarse aquí.

Y en Oviedo nos veremos en el Masters Café (C/ Félix Aramburu 8) y en el Chelsea Café Lounge (C/ Argüelles 4), con este programa.

Como en años anteriores toda la información que se vaya produciendo la compartiremos a través de nuestra cuenta de twitter (@ADC_astur) con el hashtag #pint18AST

¡Nos vemos en los bares!

pint18-ast

Anuncios

Las falsedades de Pàmies

Uno de los objetivos de la Asociación consiste en evitar la propagación de mensajes falaces sobre salud. Con este fin hemos publicado un artículo de opinión en La Nueva España.

2018-03-07 09.29.44

2018-03-07 09.29.51

Transcripción: LAS FALSEDADES DE PÀMIES

En los últimos tiempos los colegios de médicos y distintas asociaciones están haciendo un esfuerzo importante por señalar como inadecuados la realización de actos de defensa de pseudociencias y terapias alternativas e intentar impedir que se realicen en espacios públicos. La razón es muy simple. Escudándose en una supuesta libertad de expresión emiten opiniones vendiéndolas como verdades absolutas, cuando en la mayor parte de los casos sus afirmaciones no tienen ningún sentido. ¿El objetivo? Generalmente vender alguno de sus productos o sus supuestas terapias, justo como acaba hace Josep Pàmies en su gira asturiana.

En numerosas ocasiones Pàmies ha afirmado que “ha visto” a “miles” de personas curarse del ébola con una de las yerbas que cultiva y vende. Ha habido en total 9 brotes de ébola desde 1976, ocasionando unas 29.000 infecciones y unas 10.500 muertes. Pàmies no ha estado presente en ninguno de estos brotes y es imposible que haya visto a nadie curarse, menos aún sin que los médicos que están en los brotes jugándose la vida no lo hubieran celebrado como un salvador. Simplemente miente.

Lo mismo se puede decir de las muchísimas afirmaciones de curaciones que relata con gran emoción Pàmies: grandes tumores cancerosos que se reducen hasta desaparecer, diabetes, malaria, VIH/SIDA. No ha dado nunca ni una sola prueba de que nadie se haya curado, ni un estudio clínico, ni un estudio científico realizado con el rigor que las autoridades de todo el mundo exigen a cualquier medicamenteo para que demuestre eficacia y seguridad. Los seguidores de Pàmies deben creerle como acto de fe, y porque promete milagros que nunca ha producido.

Otra pócima que promueve y vende es el MMS, que asegura que también puede curar el cáncer, la diabetes y el autismo. De nuevo, nunca lo ha demostrado, nunca ha dado pruebas más allá de sus afirmaciones. El MMS es una potente sustancia química que se transforma en lejía industrial cuando entra en contacto con ácidos, incluyendo los ácidos de nuestro estómago. Se utiliza como blanqueante y desinfectante industrial. Su ingesta puede producir náuseas, vómitos, diarrea, fallo renal… No existe un solo estudio científico que apoye usar MMS para el tratamiento de ninguna enfermedad, y la sanidad de varios países, incluida España, lo ha prohibido por ser un peligro para la salud.

Pàmies dice que está ejerciendo su libre expresión cuando engaña a su público. El derecho a la libre expresión regulado en el artículo 20 de la Constitución Española, es el de “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones”. Esto no implica la libertad de mentir o engañar, que convertiría actos delictivos como la estafa, que es precisamente el acto delictivo que comete quien “con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno” (según el art. 248 del Código Penal), por ejemplo, timándolos con falsedades para que compren hierbas o pócimas capaces de curaciones mágicas. Más aún, el propio artículo 20 que protege la libre expresión obliga a que se comunique “información veraz”, que no es lo que vende Pàmies.

Pàmies es parte del letal movimiento antivacunas que está haciendo que vuelvan enfermedades ya prácticamente erradicadas que se ceban, sobre todo, con los niños. Las vacunas son probablemente la intervención médica que más vidas ha salvado, su seguridad está demostrada ampliamente y su rechazo implica poner en peligro a los niños. Enfermedades como el sarampión o la varicela pueden tener graves efectos, mucho más frecuentes y dañinos que los pequeños inconvenientes que pueda producir en un porcentaje mínimo de los casos una vacuna. Las vacunas salvan a los niños que se vacunan y a los que por edad aún no se han podido vacunar o que por sus condiciones de salud no se les recomienda la vacunación.

Sin estudios científicos, sin validación por medio de una reglamentación rigurosa, lo único que ofrecen Pàmies y otros curanderos es una esperanza vacía depredando a personas con miedo, enfermas o desesperadas. A los seres humanos nos gusta que nos digan que nuestros problemas son sencillos y se pueden resolver de manera muy sencilla, y allí el mensaje de los charlatanes es mucho más seductor para nuestros sesgos cognitivos que el mensaje de la medicina, que conoce y reconoce sus limitaciones porque es una obra en curso.

También nos gusta estar del lado de los rebeldes y contra el sistema en general, por ello estos personajes suelen presentarse como rebeldes y enemigos del sistema, víctimas de persecuciones que no son sino la exigencia de que se aplique la ley. Pàmies es dueño de una próspera empresa agrícola que factura más de un millón de euros al año, pero prefiere presentarse como “un humilde agricultor” de sombrero de palma que se enfrenta a las malvadas farmacéuticas y a los médicos (a quienes pinta como asesinos en serie, sin ningún respeto a los profesionales sanitarios) para obtener el aplauso fácil de quienes están conformando a su alrededor un movimiento con tintes sectarios… sin importar que esté poniendo en peligro la salud de la gente y ofreciéndole milagros de pseudomedicina privada y costosa en lugar de la sanidad pública y gratuita que tenemos en España.

Jueves de ciencia

Durante el mes de marzo, y en colaboración con la Escuela de salud del Ayuntamiento de Oviedo miembros de la Asociación van a impartir unas conferencias dirigidas a público general sobre temas relacionados con las pseudociencias, la alimentación o la química.

La primera cita es el jueves 1 de marzo, a las 7 de la tarde en el Edificio del Pavo Real, en el Campo de San Francisco, en Oviedo. Allí tendremos a Mauricio J Schwarz con un sugerente título “Cómo sabemos que sabemos”. La entrada es gratuita. Os esperamos allí y os dejamos con el resto del programa.

DW3iFWNWsAUM31X

Bienvenidos a ADCA

ADCA es la Asociación de Divulgación Científica de Asturias. Somos un grupo de científicos, divulgadores y entusiastas de la ciencia y el conocimiento que nos hemos juntado para compartir historias de ciencia y organizar actividades de difusión y divulgación científica. Hemos sido responsables de la realización de Pint of Science en Asturias desde 2016, colaboramos con los Ayuntamientos de Oviedo y Gijón en la realización de sus ciclos de divulgación científica y realizamos otras actividades puntuales de divulgación. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a adcastur@gmail.com

¡Únete a nosotros!

 

Junta Directiva

Teresa Valdés-Solís: Presidenta

Sergio L. Palacios: Vicepresidente

Rubén Sánchez: Secretario

Laura Fernández: Tesorera

Miguel Lurueña: Vocal

Justo Giner: Vocal

Mauricio Schwarz: Vocal